sábado, 20 de junio de 2009

Six Feet Under "The Room" 1x06


Hasta tres capítulos hemos visto esta semana
Miry y yo y es que la serie le está atrapando a lo bestia. Por lo tanto, las reviews irán apareciendo más a menudo. Entre el poco tiempo que tengo para ver series y que ahora mismo encuentro un hueco sólo para esta, me dan ganas de convertir este blog en el primero dedicado especialmente a Six Feet Under y no hablar de nunguna más... pero no, haré todo lo posible para no saturar al personal con los Fishers y los Chenowith.

Este episodio lo recuerdo como uno de los grandes, de los que no se olvidan y que se centra mucho en el Patriarca de la familia, el fallecido Nathaniel.


MILDRED "HATTIE" EFFINGER JONES TE CUENTA SPOILERS DESDE SUS DULCES SUEÑOS


Nathaniel Fisher, ¿quien era ese hombre?, ¿alguien lo conocía bien?. La respuesta es nadie, al menos su familia no. ¿Lo conoceremos algún día?, rotundamente no... ¡si está muerto!. Aquí no pasan cosas paranormales, los muertos, muertos están. Que los protagonistas interactúen con ellos no quiere decir que vayamos a conocer mejor al fallecido o no nos van a dar un dato revelador.
Este episodio me hizo pensar mucho en el resquemor que se te queda cuando alguien de tu alrededor fallece y te enteras de cosas sobre su vida que desconocías. Te das cuenta que realmente lo conociste lo justo o prácticamente nada y eso es lo que le ha pasado a Nate; no sabía quien era su padre, no le conocía en absoluto. Duele darte cuenta que jamás sabrás más cosas de esa persona.

Tras comprobar que algunos funerales estaban pagados pero por los servicios de los contratados y no por dinero, Nate descubre que su padre y uno de los clientes canjearon una habitación vieja por un funeral. A esa habitación acudía a menudo pero vete tú a saber qué hacía allí Nathaniel. Cartas, un vaso con la marca de unos labios, vinilos antiguos, fotos... Nate nunca sabrá que ocurría allí ni el porqué su padre habitaba aquella habitación. Descubre que otra clienta canjeaba marihuana con él y que su padre estaba orgulloso por la decisión que tomó al largarse del hogar y no querer saber nada del negocio. Nate no espera encontrar ni saber toda esa información.

David continúa sufriendo en silencio la pérdida de su novio. Se vuelca en la función de diácono pero no puede evitar recordar a Keith. Comienza ya sus salidas nocturnas que no le traerán por un buen camino. El camino a su felicidad le costará encontrarlo hasta que no se libere.
Brenda y Claire tienen un acercamiento y gracias a ello la pequeña de los Fisher conoce a Billy. Comienzan un flirteo, se gustan pero está claro que Billy es muy inestable y muy complicado y tras una llamada de ella, la manda al peo sin explicaciones. Otro de desengaño para Claire.
Ruth anda fijándose en los pequeños detalles que le traen recuerdos, como un simple bote de papilla de cuando Claire era pequeña. Se da cuenta del tiempo que ha pasado ya y que no quiere estar rodeada de reliquias de una vida que ya no existe. Todo esto se lo cuenta al florista Nikolai, un hombre ruso entrañable que está flirteando con ella pero todavía tiene en mente a Hiram, el peluquero, que quiere volver con Ruth.

La manera en la que termina el episodio se ha podido ver en muchas series pero me encanta. Una canción de fondo mientras nos van mostrando las acciones de los protagonistas por separado. David se imagina a Kieth por la calle, Brenda y Claire compartiendo un "cigarrito" o nuestra querida Ruth acudiendo a los brazos de su amante.

Remarcar la escena tan íntima que tienen Nate y Ruth con unas fotos que encuentra Nate en aquella habitación. Unas fotos de una Ruth con 19 años, en un hotel. Las hizo Nathaniel antes de irse a Vietnam. Alquilaron una roñosa habitación porque en su casa no les dejaban tener un momento de intimidad. Aquella noche hicieron el amor como posesos, como si fuese la última vez. Ver contarlo a Ruth, estremece. Vemos como se aparta totalmente del papel de madre y nos muestra a una Ruth que desconcíamos, a una Ruth enamorada y apenada por los viejos recuerdos.

LA FRASE:

-Nathaniel: Uno de los privilegios de estar muerto: Sabes lo que pasa después y averiguas el sentido de la vida.

2 comentarios:

Miry dijo...

Ayyyy .... si que me está atrapando .... demasiado diría yo .... pero bueno, como dicen: palos a gusto no duelen...
Buen capítulo, como todos, el cual me ha hecho crearme algunas preguntas.
Una de ellas es : ¿ porqué casi todos los personajes me dan pena?

Serieina_Felipe dijo...

Veo que le estáis metiendo más cañita a la serie! Muy bien, así me gusta! xD

Otro buenísimo episodio (si es que no hay uno malo!!)