lunes, 26 de enero de 2009

HOUSE m.d.: PRIMERAS IMPRESIONES


Muchos pensaréis, "¿ahora te pones con esta serie?". Pues sí, sé que he llegado tarde pero como comprobaréis más adelante tampoco me estaba perdiendo gran cosa. Me encantan las series médicas, ER la sigo desde hace mucho, Grey's Anatomy me encantó y desencantó y ahora he querido darle una oportunidad a House, otra serie médica muy comentada desde hace años y que lleva durante 5 temporadas siendo una de las series más vistas. Sé que a mucha gente le apasiona y que a pesar de que sólo llevo 8 capítulos de la 1ª temporada, es muy pronto valorarla. Pero lo voy hacer porque no me está gustando y aún así voy a seguir viendola. No sé, creo que cambiará conforme avance o al menos tengo fe en ello.

Todos sabemos quien es Gregory House, un doctor brillante, con sobrada experiencia en diagnósticos de enfermedades infecciosas difíciles pero con un carácter difícil de aceptar. Cínico, contestón, ingenioso, solitario, negado a tratar pacientes... Así es House y lo que pienses sobre él, se la trae al pairo.

Pues eso, así es esta serie. Porque todo, absolutamente todo se centra en este personaje. Los protagonistas secundarios (el equipo que ayuda a House a diagnosticar) son... secundarios. Ni llaman la atención, ni tienen gancho y son muy planos. No tienen ningún carisma. Hugh Laurie se los come a todos porque es el único por el que muestras interés, por él y por el caso o paciente en el que van a tratan que normalmente a mitad del capítulo pierdes completamente el hilo de la historia.

Un capítulo de House es así:

-Empieza con el momento en el que paciente cae enfermo. Es el único gancho que tiene los comienzos de cada capítulo.
-House se interesa sobre el caso y se reúne con su equipo, el cual empieza a barajar lo que le puede pasar al paciente.
-House va soltando constestaciones de lo más cínicas a la gente de su alrededor dejándolas bocabiertas y sin saber qué contestar.
-El paciente enpeora y no dan con el diagnóstico.
-Sobre el minuto 35 dan con ello de puro milagro y salvan al paciente. Muchas veces de la manera más simple.
-Se acaba el capítulo y todos tan felices.

Ni un cliffhanger en estos 8 episodios. Todos acaban muy autoconclusivos. Si te pierdes uno... no pasa nada, el siguiente va a pasar lo mismo y lo contado en el anterior no va a tener ninguna trama en el siguiente.
¿Será así siempre?. Espero que no. Espero que profundicen en los personajes, House puede dar mucho de sí y no sólo diálogos irrelevantes y llenos de humor negro. Y con los personajes secundarios opino lo mismo.
Espero equivocarme en todo esto pero me está aburriendo un poco, demasiado.

4 comentarios:

Eldemo dijo...

Yo aguanté hasta la tercera temporada, cuando vi que el argumento era un calco de la segunda pero con otros personajes la mandé al pairo. Si será por series!

Dids dijo...

a mi me gusta, y bueno si es cierto que los capítulos son calcos unos de otros estructuralmente...
pero si que hay tramas más largas, sobretodo en la 2ª y 3ª

espero que si la sigues viendo te acabe gustando...

¡House, cuando quiere, es muy grande!

Un saludo.

Brian Edward Hyde dijo...

Yo aguanté 2 temporadas y media, pero se hace taaaaaaaaaan repetitiva. Nada que ver con ER!!!!! Saludos!!

fon_lost dijo...

buff...yo es una serie que ni me planteo ver. es que la cara del señorito House me estresa. y ya, después de leer tu crítica...como que paso.